Tuesday, February 13, 2018

Street Scene "de Broadway a Madrid" en el TEATRO REAL





El Teatro Real de Madrid estrena Street Scene, de Kurt Weil, una nueva ópera en coproducción con la Ópera de Colonia y con dirección musical de Tim Murray y dirección de escena de John Fulljames.

Street Scene es la primera ópera que compuso Kurt Weil al poco tiempo de llegar a los Estados Unidos huyendo del horror  nazi. No es de extrañar, por tanto, que la obra tenga un gran contenido de denuncia social, en una época en la que nadie se fiaba de nadie, donde el amigo se convertía en traidor. Los gestos y las actitudes sustituían casi siempre a las palabras.  Como siempre, el factor humano genera  amor, odio, celos, tedio,  peleas,  traiciones. Todo se nos muestra descarnado en las vidas de un vecindario por donde fluyen esas situaciones previsibles e imaginables. 
Tanto Kurt Weil como Elmer Rice consiguieron hacer protagonistas a gentes anónimas de una gran ciudad con todas las miserias que ello conlleva pero también con una connotación poética muy destacada. Una obra que se desliza entra la ópera y el musical, siempre muy del agrado del público.
Destaca el repertorio lírico norteamericano de las comedias musicales de Broadway con ciertos aires de orquestación centroeuropea junto a la belleza de la música afroamericana. Street Scene consigue consolidarse con la raigambre de una ópera norteamericana pero con su propio lenguaje.
La ópera está basada en la obra del mismo título, ganadora del Pulitzer en 1929 escrita por  Elmer Rice, dramaturgo de prestigio. Se estrenó a modo de prueba en Philadelphia y se presentó en Broadway en enero de 1947. Poco tiempo después obtuvo el primer Prmio Tony a la Mejor Partitura Original. Sin embargo no se ha repuesto en Broadway aunque se produce con regularidad por las compañías de ópera.
ARGUMENTO:
Una escena callejera en Nueva York situada en un barrio pobre al este de Manhattan. Una escalera por donde el vecindario sube, baja, se detiene. Hay una gran crisis económica. Hace mucho calor, los mosquitos molestan. El cotilleo  entre el vecindario es frecuente. Nos viene a la mente aquella legendaria obra de Buero Vallejo "Historia de una escalera"
Ana Mourrant está casada pero se entiende con el repartidor de leche. Las mujeres comentan con malicia. Callan cuando ven llegar a la adúltera. Un judío, siempre con discurso capitalista, gusta a algunos y cansa a los otros. Una joven está feliz porque acaba de graduarse y pronto abandonará ese ambiente. Un italiano regala helados a todo el mundo. Una mujer es capaz de dejar que su bebé llore por espiar a sus vecinos.
Y así van surgiendo personajes para conjugarse en este mosaico de vidas cruzadas y truncadas.
Street Scene se estrenó en España en 2013 en el Liceu de Barcelona y ahora llega con gran expectación al Teatro Real de Madrid.
Se ofrecerán 10 funciones de Street Scene en dos periodos, entre el 13 y el 18 de febrero, y otras cinco entre el 26 de mayo y el 1 de junio. 


 



Sunday, January 28, 2018

'Dead Man Walking', NUEVA ÓPERA EN EL TEATRO REAL






Por pura curiosidad periodística, (o sociológica), he visitado en tres ocasiones la cárcel. La primera vez fue  la antigua cárcel de Zamora, ya desactivada, donde se rodó la película Celda 112 y las otras dos veces fue la cárcel de Topas (Salamanca). Mi interés no era otro que entrevistar a un preso cada semana para conocer su vida e ir averiguando como fue desarrollándose ésta hasta llegar a la cárcel.
Mi primer entrevistado era un joven inteligente, avispado, locuaz y descarado que por una tontería en su adolescencia se inició en la droga hasta llegar a yonqui. Cuando yo le conocí llevaba quince años en la cárcel y en ese tiempo había estudiado derecho. Su riqueza de vocabulario y expresión eran notables.
Él se encargaría de seleccionar al siguiente preso al que debía entrevistar. Me habló de un asesino que pesaban en su currículo cuatro asesinatos. Reconozco mi atrevimiento y bizarría y, si me apuran, mi irresponsabilidad al intentar llevar a cabo tamaño proyecto, pero me atraía irresistiblemente e hice todo lo posible para conseguirlo.  Lo cierto es que cuando ya había fijada fecha y hora para reunirme con mi segundo entrevistado, me comunican que han surgido algunos problemas y que tengo que esperar. Llamé varias veces y siempre había algún problema añadido. Fue pasando el tiempo y la cosa no fraguó. Después, me dijo mi primer entrevistado que tenían miedo, pues pensaban que el elegido iba a hablar más de la cuenta y la cosa se quedó ahí, en un proyecto frustrado. Eso sí, conservo 30 páginas de ordenador con la sustanciosa entrevista que me dio mi amigo de Topas junto a una larguísima carta autógrafa que recibí pasado algún tiempo.

Hago esta introducción a propósito de la nueva ópera que estrena el Teatro Real, “          Dead Man Wallking” que trata, precisamente el sórdido mundo de las cárceles donde en cada rincón se masca una tragedia, presente o del pasado. Todo tiene cabida en el mundo carcelario.

La ópera Dead Man Walking está basada en un hecho real y al respecto ya se hizo una película en su momento, interpretada por actores de primera fila como Susan Sarandon o Tim Robbin.

Esta historia nos cuenta la vida de una joven religiosa de Lousiana, la hermana Helen Prejean que, como muchas otras religiosas trabajan con los más desfavorecidos de la sociedad. Su generosidad no tenía límites. Podemos imaginar lo que debió sentir cuando un día recibe la llamada de un condenado a muerte que está esperando su ejecución. Necesitaba que la monjita le ayudara espiritualmente. Aunque ésta tiene sus dudas, al final se decide a ayudarle y es cuando ambos entablan una relación que cambiará a ambos. Ella tendrá que enfrentarse a sentimientos contradictorios: a lo que le provoca la brutalidad del asesino por participar en la muerte de dos adolescentes y por otro lado el sentimiento de fascinación, morbo o curiosidad que provocan en el ser humano estas situaciones. A él, porque si en un principio pensó que la religiosa le ayudaría a suprimir la pena o mitigarla, buscando su propio beneficio, al final debido a las conversaciones con la religiosa, su actitud fue evolucionando poco a poco hasta alcanzar el camino del arrepentimiento sincro.

He pensado muchas veces en aquella entrevista frustrada con aquél asesino al que no llegué a conocer, y en cómo se hubiera desarrollado nuestra conversación y en las conclusiones finales. Mi interés era escuchar, indagar hasta llegar, incluso, al claustro materno, para saber cómo había sido su vida porque nada ocurre por casualidad. Todo está diseñado aunque a veces somos nosotros los que diseñamos nuestro propio destino.

Esta historia, como casi todas donde la tragedia se tiñe de sangre es una historia de perdón, de venganza y de redención que se expresa en un recorrido espiritual y verdadero. Hay familias  de las víctimas que sufren, hay una madre del condenado que sufre también, que rechaza a “ese monstruo” de hijo, y está también la hermana religiosa que lucha con sus propios sentimientos encontrados.

Una ópera, en definitiva, distinta y vibrante porque en ella veremos los mismos dramas que suceden en la actualidad. Inevitablemente todo este movimiento de sentimientos nos entronca con el reciente caso de Diana Quer, con la reacción de sus atribulados padres, con la madre del asesino. Hay aquí mucho también de redención y de perdón.

Ópera en dos actos
Música de Jake Hoggie
Libreto de Terrece McNally
Basada en la novela de Helen Pregean

Coro y Orquesta titúlales del Teatro Real
Pequeños cantores de la ORCAM
Duración aproximada 2 horas 55 minutos
Fechas : 26,29, 31 de enero y 3,6,9 de febrero.
A las 20.00 horas




Saturday, January 27, 2018

CUARTETO MARTINU

Continuando con la programación  de La Asociación Zamorana de la Música "Bellas Artes", el Colegio Universitario acogió al Cuarteto Martinu, un grupo formado por cuatro integrantes: Lubomir Havlák, violín, Libor Kanka, violín, Zbynek Padourek, Viola y Jitka Vlasánková, Violonchelo. 
El cuarteto, interpretó un elaborado programa donde sonó la música de Beethoven, Janacek y Dvorak. La profesionalidad y dedicación de este grupo quedaron patentes en cada una de las piezas que interpretaron. La delicadeza y la conjunción en los movimientos llevaron al espectador a aquellos conciertos de cámara de principios del siglo XX cuando los salones de los aristócratas se llenaban de personajes entendidos, ávidos de escuchar buena música y también de consolidar las relaciones.  La música, sin duda, es belleza, es sosiego y es salud. La música, además, hace amigos y estrecha relaciones. 
El Cuartego Martinu se formó en la República Checa, concretamente se iniciaron en el Conservatorio de Praga, siendo estudiantes de V.Mouck. Recibieron clases del profesor Kohout, integrante del Cuarteto Smetana. También recibieron claseds superiores con profesionales de Tel Aviv, Amadeus, Guarneri y otros. Son numerosas las actuaciones en festivales internacionales. Sus giras recorren USA, Canadá, Japón, Inglaterra, España, etc.
La residencia de este grupo es Praga y en aquella ciudad son frecuentes sus colaboraciones con radios y televisión y ademàs realizan colaboraciones con diferentes emisoras alemanas y austriacas.
Son especialistas, como es natural, en compositores checos: Smetana, Dvorak y Janecek. En el concierto de ayer pudo constatarse.

Tuesday, January 23, 2018

ARQUITECTURAS- Pedro Ladoire





Dice Pedro Ladoire sobre su exposición “ARQUITECTURAS”  que “pocas veces nos damos cuenta que esa imagen reconocible se convierte en algo indispensable en nuestros procesos de orientación e identidad a largo plazo”.

Discrepo de Ladoire porque son, precisamente, las estructuras urbanas, los edificios, los que en no pocas ocasiones nos orientan y guían nuestros pasos al lugar donde queremos dirigirnos. Y esto nos ocurre a diario, ya sea en nuestra propia ciudad o en cualquier ciudad desconocida. Siempre buscamos la referencia de una torre, las agujas de una catedral gótica,   un bello edificio que emerge entre los tejados de pequeños edificios. Y esas referencias son nuestros auténticos guías.

Cuando viajamos en automóvil y vamos acercándonos a Madrid, por ejemplo, divisamos esas cuatro torres inmensas que se izan en el cielo de la ciudad y a través de ellas iremos sorteando avenidas, bulevares, calles y plazas hasta llegar a nuestro destino.

Pedro Ladoire se ha fijado en diferentes edificios de Zamora para lo cual ha ido dirigiendo su cámara buscando la luz, el momento preciso para dar al edificio una imagen distinta a como la vemos en nuestro diario discurrir. Así, los edificios cobran vida propia y es nuestra responsabilidad aprehenderla e interpretarla ya sea desde la verticalidad o desde la horizontalidad. El fotógrafo ha elegido diferentes edificios de diferentes épocas, como ha seleccionado acabados en cristal o en hormigón; con formas rectas o curvas. Y a partir de ahí, el espectador puede imaginar y jugar con las vidas de sus habitantes. Personas que nacieron hace más de un siglo y habitaron en aquella época adaptándose a las circunstancias.

Caminamos por nuestra Santa Clara y miramos a un lado y otro. Algunos añorarán antiguos edificios que desaparecieron y en su lugar se construyeron otros, sin embargo permanece la esencia de quienes los habitaron. Ahora sus moradores son otros, tal vez descendientes de aquellos o gentes venidas de lejos que conviven con un pasado que desapareció pero que sigue vivo en cada interior, en cada recoveco, en cada puerta que se abre y se cierra.

Arquitecturas, de Pedro Ladoire,  pone de relieve la misión del que diseña, del que planea, del que imagina el todo en un espacio de la nada. Es como extraer la materia de la roca para obtener el vacío sobre lo que se va a crear, a construir.


La arquitectura tiene mucho de filosofía, de sociología, de literatura, incluso de poesía. En nosotros está el verlo o no. 

GALERIA ESPACIO 36
ZAMORA
Hasta el 27 de enero

Monday, November 20, 2017

FORTUNY EN EL MUSEO DEL PRADO

 Fantasía árabe
Ayuntamiento viejo de Granada
Pórtico de la Iglesia de San Ginés, Madrid
Cecilia de Madrazo
 La familia de Carlos IV
 El fumador de opio

El Museo del Prado y la Fundación AXA presentan FORTUNY, la primera exposición antológica que el Prado dedica al pintor español.

Son 169 obras de las que gran parte son propiedad del propio Museo y el resto de colecciones de Europa,  Estados Unidos y de particulares. Sesenta y siete de estas obras no se habían expuesto nunca fuera de su procedencia. Doce son totalmente ineditas y el catálogo reproduce cuatrocientas imágenes de las que setenta de ellas se exponen por primera vez.
La exposición está patrocinada por la Fundación AXA con la colaboración especial del Museo Fortuny de Venecia y el Museo de Arte de Cataluña.
La muestra se puede ver en las salas A y B del edificio Jerónimos desde el 21 de noviembre hasta el 18 de marzo.
Esta muestra sobre Fortuny viene a corroborar el gran interés del Prado por uno de los pintores más sobresalientes . El Fortuny pintor, acuarelista, dibujante y grabador, queda patente en esta muestra donde se pueden admirar preciosos objetos que se conservan en las más importantes colecciones arqueológicas del mundo. Es asombroso el virtuosismo de la obra de Fortuny como lo demuestra en el refinamiento al captar la luz y el color. Pronto su fama se expandió rápidamente por Europa y Estados Unidos. En la primera sección que dedica a Roma se detecta la madurez al trabajar tanto con acuarela como con óleo. Más adelante se sintió atraído por los tipos árabes lo que hizo que su obra aportara grandes creaciones hacia el orientalismo europeo.

Fortuny nació en Reus en 1838 y murió en Roma en 1874 y fue el artista español con mayor proyección internacional del siglo XIX.
Su obra triunfó a finales de la década de 1860 con óleos y acuarelas realizando motivos del siglo XVIII.
Muy influenciado por su estancia en Granada donde pinta del natural captando el ambiente con colores nuevos y frescos.  Los temas árabes siempre le atrajeron irresistiblemente habiendo dejado una gran colección.

El texto del catálogo, de Javier Barón. comisario de la muestra hace un análisis cronológico de la personalidad artística de Fortuny desde sus inicios formativos hasta su estancia en Corcini.

Se complementa la exposición con actividades paralelas en las que se han programado un ciclo de conferencias  y conciertos.

Las instituciones de todo el mundo han permitido que esta muestra se lleve a cabo con las exigencias y protocolos requeridos.

Tuesday, October 03, 2017

ZULOAGA EN LA FUNDACIÓN MAPFRE

La Fundación Mapfre, presentó el pasado 26 de septiembre en Madrid una bellísima exposición compuesta por más de de 90 piezas de Zuloaga, donde se incluyen también algunas obras propiedad del pintor que fue adquiriendo a lo largo de su vida: El Greco, Zurbarán o Goya son algunas de ellas en las que se puede apreciar el gusto del artista y la admiración por algunos de sus colegas. La muestra también se compone de obras de otros artistas como Toulouse-Lautrec, Giovanni Boldini, Rodin, etcétera. La exposición se podrá contemplar hasta el próximo 7 de enero de 2018 en la sala de exposiciones del Paseo de Recoletos, 23, de Madrid. Las obras que se pueden ver se realizaron en París en el cambio de siglo y en ellas se detecta la sintonia del pintor con el mundo moderno donde se muestran los excesos que marcaban una linea roja con lo previamente establecido. En sí, es una obra ligada a la generación del 98, tan prolífica y comprometida y que algunos la denominaron como "España negra". En la exposición encontramos diferentes aspectos que nos hablan de la vida del pintor en París, sus primeros años en la ciudad, sus amistades, la situación socio política, las personas de las que se rodeó, su influencia y, por supuesto, sus hondas raíces españolas, siempre presentes. Zuloaga se inicia en la pintura con dos importantes artistas muy influyentes en la ciudad, Gervex y Carriére con los que tiene la oportunidad de conocer a Emilie Blanche y Toulouse-Lautrec. También pasa temporadas en Sevilla donde compone obras de temas andaluces como "Vispera de la corrida". En 1890 la galería Le Barc de Bouttevill le abre sus puertas junto a Gauguin, Denis o Emile Bernard. En este ambiente comienza a experimentar simplificando formas confiriéndoles un aspecto más sombrío que lo diferenciaba de sus coetáneos. También se aprecia la amistad que mantuvo con Bernard o con Rodin. Sentía una gran admiración por la tradición de estos artistas, por las esculturas de Rodin y por su trayectoria. No en vano, los artistas expusieron conjuntamente en varias ocasiones y en diferentes ciudades europeas. La situación privilegiada de Zuloaga le permitió hacer importantes retratos a personajes importantes de la Belle Epoque como se observa en la sección "El retrato moderno" donde se muestra a la condesa de Noailles. Las secciones sobre España, tanto en "La mirada a España" como en "Vuelta a las raíces", Zuloaga nos lleva tanto por el realismo como por el simbolismo o la tradición y la modernidad". El espectador podrá captar los guiños artísticos del pintor. Cierra la muestra el Retrato de Maurice Barrés, un excelente ejemplo en el que se aprecia la producción artística del pintor donde se mezclan lo francés y lo español. En la presentación estuvieron presentes los comisarios de la muestra, Leyre Bozal y Pablo Jiménez Burillo, conservadora de colecciones y director del Área de Cultura de Fundación Mapfre.

Wednesday, September 27, 2017

Museo de Arte Contemporáneo, Praga