Wednesday, March 01, 2017

FESTIVAL INTERNACIONAL DE MÚSICA CLÁSICA ANTIGUA "Pórtico de Zamora"

VUELVE LA MÚSICA ANTIGUA AL XV FESTIVAL INTERNACIONAL DE MÚSICA “PORTICO DE ZAMORA”

La Iglesia de San  Cipriano de Zamora, acogerá, como en años anteriores, la 15 edición del Pórtico de Semana Santa. En esta ocasión están programados cinco conciertos que se desarrollarán entre los  días 31 de marzo y  2 de abril.

El Festival Internacional de Música “Pórtico de Zamora” versa sobre música clásica antigua y se celebra dos semanas antes de la Semana Santa.

Desde sus inicios, en 2003, todos los conciertos tienen lugar en la singular Iglesia románica de San Cipriano, uno de los 22 templos de este estilo con los que cuenta la ciudad. Sin embargo, también se desarrollan otras actividades paralelas en diferentes iglesias.

Dada la trayectoria de este Festival, de repercusión internacional, son muchos los entendidos y amantes de este estilo de música los que acuden cada año a Zamora procedentes de diferentes ciudades españolas y del extranjero que no faltan a tan importante y magna cita. Y es que el Pórtico y su música atrae tanto a los más entendidos como a los profanos que perciben cómo la música antigua ha ido calando en su sentir y algunos confiesan  que han empezado, incluso, a entender y a adentrarse en un género musical que les resultaba tan ajeno y desconocido.

Desde el año 2007, el Festival es miembro de REMA (Réseau Européen de Musique Ancienne) lo que supone un orgullo para la ciudad que siempre estará agradecida al impulsor y director del mismo, Alberto Martín, que trabaja con ahínco para que el Festival se supere cada año llevando a  Zamora a los mejores y más prestigiosos grupos del panorama internacional.

Sin duda, el Pórtico cumple con creces su finalidad cual es la de promover las relaciones humanas a través de la música.

El concierto de inauguración tendrá lugar el día 31 de marzo a las 21.00 horas a cargo del grupo “Música Alchemica”, conciertos para tres solistas. Vivaldi y Bach.

El día 1 de abril serán  tres los conciertos que se desarrollarán a lo largo del día. El primero a las 12,00 del mediodía, correrá a cargo de “Adolfo Gutiérrez Arenas” “ Violonchelista, que interpretará a Bach y a Benjamin Britten. Estreno absoluto en España. A las 19.00.horas L´Arpeggiata,  todo un lujo. Interpretará  Ciaconas y .bergamescas.

El tercer concierto del día tendrá lugar a las 22.30, a cargo de “Diálogos Ensemble”- SWITHUN.

Por último el día 2, se clausura el festival Pórtico 2017 con el grupo “Al Ayre Español” interpretando Sonatas de Haendel (op.5) El concierto tendrá lugar a las 12,00 del mediodía.





Wednesday, February 15, 2017

Tres siglos de escultura "FUNDICIÓN CODINA"









El antiguo Palacio de la Diputación de Zamora, exhibe desde el pasado 3 de este mismo mes una bellísima muestra que se podrá contemplar hasta el 30 de abril. En ella se hace un homenaje al arte de la escultura y la fundición a través de importantes obras que dejaron artistas como Rodin, Benlliure, Baltasar Lobo, Julio López, Victorio Macho, Eduardo Barrón,   Edgar Degas o Pablo Serrano entre otros muchos.
Son 70 piezas que nos llevarán a la riqueza de la escultura con originales en bronce o réplicas en escayola que abarcan los siglos XIX, XX y XXI.

Algunos se preguntarán el porqué Zamora y no otro lugar el elegido para acoger esta muestra.
Existen algunas razones de peso como por ejemplo el hecho de que muchos de estos importantes artistas estén ligados a la historia de Zamora, tanto en el pasado como en el presente.  Baltasar Lobo, Benlliure o Eduardo Barrón, por ejemplo,  son  razones  de peso. Pero también porque Zamora es cuna de importantes artistas, de afamados escultores de reconocido prestigio  que han llevado sus obras por el mundo. Porque Zamora tiene una luz especial, una luz infinita, que no acaba nunca, porque, como dice Ricardo Flecha, Comisario de la exposición, Zamora  posee "una buena arcilla y esa luz grisácea que solemos contemplar la mayoría de los días y que envuelve las formas escultóricas como en ningún otro sitio".

Hay que destacar el papel de la Fundición Codina por las numerosas obras aportadas para la muestra y por el papel que ha desempeñado a lo largo de cinco generaciones, toda una gran familia,  que forma parte del legado escultórico español.

El antiguo Palacio de la Diputación, ubicado en el casco antiguo de la capital, es el lugar idóneo para acoger tan precioso legado artístico al tiempo que los visitantes podrán disfrutar de la belleza arquitectónica del mismo y de su propia historia.

Además de las piezas que vamos a ver, se ha ubicado un espacio para apreciar el proceso de fundición de la cera perdida, desde que se comienza a trabajar el barro hasta su terminado en bronce. Es importante esta lección didáctica tanto para los profanos porque descubren con curiosidad el proceso de desarrollo de una escultura como para los estudiantes de bellas artes que se afanan por aprender y perfeccionar su trabajo.

El arte transforma al artista, lo embriaga y anestesia mientras inicia la construcción de una obra. Como dice le propio Flecha:  "lo más fascinante de este oficio sigue siendo esa transformación que sobreviene cuando de un metal fundido al rojo vivo puede crearse tanta belleza"

El visitante podrá mirar, tal vez tendrá el irrefrenable deseo de deslizar sus dedos por los rostros de Séneca y Nerón, por el talle de la bailarina de Degas, por la cabeza de caballo o por la carita del nieto de Benlliure.
Tal vez temblará su mano al hacerlo, tal vez.

TRES SIGLOS DE ESCULTURA
Fundición Codina
Antiguo Palacio de la Diputación
Ramos Carrión, 11
ZAMORA





Tuesday, February 07, 2017

DE LO COTIDIANO Y LO FANTÁSTICO





La Galería Espacio 36 de Zamora expone, hasta el próximo 15 de este mes, una singular muestra del  artista Pedro Fernández  Roales, cuyo lema "De lo cotidiano y lo fantástico" reúne una hermosa colección de figuras en bronce, casi todas ellas de pequeño formato y de una gran belleza y perfección. La muestra nos descubre grupos familiares como una madre con sus hijos o el estrecho abrazo entre la madre y el niño, pero también descubrimos a doña Urraca, a Dafne, a Minerva,  o al mismísimo Arias Gonzalo, una mezcla con la que juega el artista para captar nuestra atención y nos detengamos también en nuestra propia historia, en la historia de esta ciudad la cual dio personajes relevantes y de gran calado.

Este artista, nacido en Roales (Zamora) en 1980 tiene un futuro brillante por delante porque se observa una gran determinación en cada una de sus obras. Su interés por la escultura se despertó a muy temprana edad cursando estudios en la Escuela de Arte de Zamora. Más adelante sería la malagueña Antequera donde toma contacto en Fundiciones Artísticas.

El pasado año expuso en Málaga su exposición Praxis II, además de haber realizado otras exposiciones colectivas. Málaga, precisamente, exhibe varios monumentos que se distribuyen en diferentes puntos de la provincia.

www.espacio36.net
Galeriía Espacio 36
Hasta el 15 de febrerp


Tuesday, January 31, 2017

PETER HUAR: A la velocidad de la vida

 Candy Darling on Her Deathbed
Susan Sontang


La Sala de Exposiciones de la Fundación Mapfre Casa Garriga-Nogues muestra del 27 de enero al 30 de abril  bellísimas fotografías de gran impacto visual. Una imagen, sin ninguna duda, vale más que mil palabras. No se la pierdan.

Sunday, January 29, 2017

BILLY BUDD, de Benjamin Britten, en el Teatro Real




Benjamin Britten escribe esta ópera inspirándose en el relato póstumo e inconcluso Billy Budd, Sailor de Herman Neville, autor de Moby Dick, donde los temas del mar y todo lo que conlleva,  junto a la ética y la moral, la belleza juvenil, la homosexualidad y el permanente debate entre el bien y el mal, serán los aspectos que más atraen al autor. El libreto, del que  se pueden extraer no pocas escenas cinematográficas, está cargado de literatura operística lo que lo convierte en un libreto perfecto.  Hay que tener en cuenta  que Britten tenía una gran amistad con  grandes literatos de la época como Morgan Foster y el director teatral Eric Crozier quienes le ayudaron en el proyecto.

La historia de esta ópera nos hace recordar al Holandés Errante: El mar, la navegación, la tripulación, el drama. Aquí también hay un navío en el que se embarca Billy Budd, un atractivo joven que pone en jaque a toda la tripulación incluidos los mandos. El joven despierta sentimientos contradictorios en un grupo humano que vive en mundo sórdido y desconocido para él y en este mundo surgirá el conflicto en el que interfieren los tres personajes implicados:  el propio Billy Bud que no saldrá bien parado, el capitán Vere y el pérfido maestro de armas John Claggart. En medio de ese microcosmos se desencadenará una perversa maquinación donde el odio y la injusticia serán los que venzan.

Este buque, convertido en un infierno, es utilizado por Britten de manera magistral ya que convierte a la orquesta en un grupo de cámara para buscar la sonoridad más apropiada en todo momento, en detrimento de la intervención de la orquesta que en esta ocasión  incluye arpa, clarinetes bajos, contrafagot, saxofón, un nutrido grupo de metales y muchos y variados instrumentos de percusión (seis intérpretes). Una vez más el compositor recurre a los interludios orquestales, que adquieren especial transcendencia cuando la música llega donde no alcanzan las palabras.

Billy Budd, se estrenó por primera vez en diciembre de 1.951 en el Covent Garden, con dirección musical del compositor.  Pese al éxito del estreno, la ópera tuvo un corto recorrido hasta la presentación, en 1964, también en el Covent Garden, de una nueva versión revisada, en dos actos, registrada en disco en 1967 bajo la batuta de Benjamin Britten.  Será ésta la versión de la partitura que el Teatro Real desvelará, finalmente, al público de Madrid.
Esta nueva producción del Teatro Real se representará entre los días 31 de enero y 28 de febrero. Se ofrecerán 10 funciones.
En torno a esta representación habrá también un concierto el día 10 de febrero, a las 20.00 horas en la Fundación Albéniz a cargo de Feliciy Palmer, mezzosoprano y de Simon Lepper, piano.









Sunday, January 15, 2017

MUSEO NACIONAL DEL PRADO “META PINTURA, un viaje a la idea del arte”








“Meta Pintura, Un viaje a la idea del arte” es el lema que el Museo del Prado da a la muestra que en estos días intenta familiarizar al público con obras que ya figuran en el imaginario colectivo. Obras únicas y magníficas que a lo largo de los  años hemos ido conociendo, familiarizándonos con ellas desde nuestra infancia. Así, cuando hacemos referencia a estas obras, es inevitable evocar a sus autores. En nuestra memoria  los maestros Velázquez, Goya, Rubens, Murillo, Durero, etcétera. Y de estos nombres surgirán “Las Meninas” “Los girasoles", “El Rapto de Europa”, “Autorretrato” y así hasta empapar nuestra memoria de las grandes obras maestras de la pintura.

Existe un tiempo en el que hemos convivido con estas imágenes y con estos inolvidables autores, un tiempo que ciframos desde las Edad Media hasta iniciarse la Edad Contemporánea, momento en que se verbaliza  el arte como concepto y como se entiendie momo tal.

Esta magna exposición se nutre de las propias obras del museo y de una veintena de obras, préstamos de otras instituciones. Podría decirse que, tanto las Colecciones Reales como la pintura española son los dos pilares donde se fundamenta la exposición.

Este tipo de obras se caracterizan por dos razones fundamentales: por un lado reflejan el mundo exterior que rodeaba a los artistas y por otro, porque son un espejo donde los autores reflejan su rostro o situaciones con la propia realidad. Resulta asombroso, cómo a lo largo de los siglos se observa la comunicación que ha habido entre el artista y el público para obtener ese reconocimiento que supone hoy el arte contemplado empíricamente.

Si nos remontamos a los orígenes del arte, y para explicarnos los inicios del mismo en el Prado, tendríamos que detenernos en Grecia de donde  parten los relatos y las leyendas mitológicas, a través de los cuales  se pudo explicar el impulso que en 1819  supuso para  la creación del Museo del Prado.

Nos llamará la atención el punto en el que Don Quijote y Las Meninas nos advierten de que ambas creaciones hacen referencia al Siglo de Oro, dos hitos de la pintura y la literatura europeas. Y es que cuando no basta el arte, las imágenes, nos imbuimos con la presencia de contenidos extraartísticos, con imágenes a las que se les atribuye poderes mágicos y religiosos. Así, en esta sección se plantea el ilusionismo o el afán de confundir la pintura con la realidad.

Una segunda interpretación, otra fase de la exposición, se puede interpretar como que el concepto de arte está ligado a la historia y tradición y a la noción del artista o a su personalidad creadora. Por ejemplo, en el Autorretrato de Tiziano, se inicia con varios homenajes a este maestro para culminar con Las Hilanderas, lugar de encuentro entre Tiziano, Rubens y Velázquez. Aquí, el espectador puede dejar volar su imaginación y visualizar los encuentros que estos artistas pudieron tener, incluso imaginar sus relaciones y estilos de vida.

Hay un siguiente espacio dedicado al "rostro del arte" donde se muestran retratos o autorretratos a través de los cuales podemos apreciar como eran los artistas y como querían ser percibidos para la posteridad. Una vez más el espectador se topará con esos lugares de aprendizaje y creación así como  los lugares donde iban a ser destinadas las obras.

Y para terminar, las últimas secciones provocan la reflexión sobre arte y artista que se dio en España durante la Ilustración. Con Jovellanos y Goya se articula la primera historia moderna de la pintura española y se ponen en cuestión los usos relacionados con las imágenes.

Sin duda, esta muestra resulta de una intensa actividad introspectiva donde tanto la obra como el entorno del creador que la elabora tienen un importante significado. Así, las artes nos muestran también las emociones y sentimientos que provocan el amor, la muerte o la fama.



La muestra podrá verse en el Museo Nacional del Prado hasta el 19-02-2017





Tuesday, January 10, 2017

PALACIO REAL DE MADRID: CARLOS III, Majestad y ornato

 Guitarrista y mujer joven, Lorenzo Tiepolo
Tipos populares, Lorenzo Tiepolo
 Vendedora de acerolas, Lorenzo Tiepolo
 Caarlos III Rey de España y de las Indias, Antón Raphael Mengs
 Cama mortuoria  y dosel de los reyes de España, sobre  damasco, bordado de hilo entorchado de plata.
Tapicería para la cama del Real Dormitorio



Si una imagen vale más que mil palabras, la profusión de imágenes que el espectador contempla en el Palacio Real  en  la exposición de  Carlos III, no encontrará palabras para definir tanto ornato, tanta magnificencia y tanta pompa y boato.  Pero de la visión de estas riquezas se podrán  extraer no pocas conclusiones sobre lo que significó el periodo de un reinado de casi treinta años. Un rey ilustrado, amante de de las obras públicas que alternó con la intervención de aspectos culturales y estéticos, siendo los entornos del monarca donde más abundaron tales actuaciones, como en la propia Corte y en los cuatro Reales Sitios.

Se conmemoran los 300 años del nacimiento de Carlos III, un rey que amaba el campo y la naturaleza sobre todas las cosas, " porque lo salvaban de la melancolía que había afectado a su padre  y a su hermanastro". Le gustaba el contacto con la naturaleza y le apasionaba la caza, una actividad muy frecuente entre los monarcas españoles y europeos. Esta vocación le obligaba a alejarse de Madrid el mayor tiempo posible. El resto lo pasaba en sus otros palacios donde pasaba cada estación del año. Por eso, todos ellos guardan el mismo boato y se conservan las numerosas obras de arte de las que hoy podemos contemplar en la magna exposición del Palacio Real.

Esta exposición  constituye una de las mayores aportaciones al patrimonio nacional. Las obras artísticas estaban pensadas tanto para fines funcionales como ornamentales y representativos. La magnificencia y suntuosidad, su cosmopolitismo, expresaban  no solo la majestad y el prestigio del rey sino la extensión y la riqueza de su vasta monarquía simbolizada en su persona.

Más de un centenar de obras  en las que se incluyen pinturas, esculturas, obras de arte decorativas, hermosos tapices, porcelanas, muebles o armas. Destaca el imponente retrato del monarca, de cuerpo entero, donde se aprecian todos los atributos de la realeza, obra de Mengs, uno de los más prestigiosos artistas de la época. Muy importantes también la fascinación que el monarca  sentía por el arte chino, por las manufacturas chinescas, ya fueran cortinas, tapices y forrados de paredes o porcelanas, todo pintado a mano siguiendo la técnica chinoiserie.

Carlos III  transformó el Palacio Real de Madrid y todos los Sitios Reales donde mantuvo el ritmo estacional de sus padres, pero éste promovió nuevas edificaciones para que todos los que seguían a la corte encontrasen acomodo. Esto le granjeó el respeto y el cariño de su pueblo.

Llama la atención el dormitorio del monarca, decorado al estilo neoclásico, obra de Mengs. Este fue el lugar donde muere el monarca y  donde se produjeron las más íntimas escenas familiares como  también donde se reunía con su jefe de servicio y con los más allegados para departir de forma distendida.

Grandeza y opulencia, pero también sensibilidad. Al monarca le gustaba conocer al pueblo y prueba de ello son las doce obras que encargó a uno de los hijos de Giambattista  Tiepolo. Este supo captar la psicología de los personajes, incluso su condición y estatus social a juzgar por la indumentaria. Cada personaje está abstraído, ensimismado, mirando a diferentes lugares aunque parezca que conversan. Son tipos del Madrid de la época, y las pinturas de una gran belleza estética. Este conjunto, al completo, no se exponía desde 1946.

Una visita indispensable para introducirnos en nuestra historia y en la historia de la Monarquía española.

La muestra se podrá ver hasta el 31 de marzo de 2017
www.patrimonionacional.es